Presidente retira propuesta del FMI con el fin de dialogar  soluciones para Costa Rica

El presidente Carlos Alvarado anuncio el retiro de la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el único objetivo de dialogar y balancear mejores propuestas para solucionar los problemas con los que cuenta el país.

¿De qué se trata la propuesta?

El pasado 17 de septiembre se realizó una propuesta para negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la obtención de un préstamo de $1.750 millones.

Esta consiste en un 85% de aumento de impuestos y 15% en promesas de reducción de gastos. El grueso de la propuesta tributaria consiste en la creación del impuesto a las transacciones y en aumentar el impuesto territorial en un 200%.

Dialogo Nacional

Mediante la cadena nacional televisiva, el 4 de octubre Alvarado aseguró “haber tiempo para encontrar otras salidas”. Por su parte el Mandatario recordó las ventas de los activos clave que el país tiene como lo son: Instituto Nacional de Seguros (INS) o el Banco Nacional (BNCR) que no está en la propuesta.

“Acojo con humildad el llamado de los sectores democráticos de la sociedad. Atendiendo el llamado de los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa, así como de las cooperativas, los sindicatos, los empresarios, el sector agropecuario, la academia y los sectores religiosos, hoy hago una convocatoria a los distintos sectores que respaldan las vías institucionales para que abramos un diálogo nacional para resolver la emergencia económica que enfrenta el país. En ese diálogo me involucraré personalmente”, aseguró Alvarado.

El plan propuesto era hacer un ajuste fiscal en varias vías, entre las cuales estaba el incremento temporal a las tasas del impuesto sobre la renta (se cobra los salarios y utilidades de las empresas), incremento a la tasa del impuesto a la propiedad de bienes inmuebles.

Se propuso un tributo nuevo a las transferencias bancarias y cheques. Este fue uno de los puntos que provocó mayor oposición en diferentes sectores.

Para el 2021 el Poder Ejecutivo pretendía recaudar 0,50% del Producto Interno Bruto (PIB) en medidas permanentes de ingreso, mientras que mediante tributos temporales se estimaba una recaudación del 4,36% respecto a la producción nacional, según Jéssica Montero, periodista de la sección de Negocios de El Financiero.

Según proyecciones del Banco Central de Costa Rica, el Producto Interno Bruto (PIB) del 2020 caerá en un 5,03% en términos nominales. Sin embargo, el presupuesto de la República para el 2021 contempla un crecimiento del 4,8% en el gasto.

El déficit fiscal debe corregirse en un 100% vía recorte de gasto público y con políticas económicas que promuevan el crecimiento económico.

Basta ya de seguir aumentando los niveles de endeudamiento. Basta ya de despilfarro, de pensiones con cargo al presupuesto, de financiar privilegios, de exceso de planilla en el sector público y de exceso de entidades públicas que no cumplen función social ni económica alguna, según expresó José Joaquín Fernández, autor del blog “La Riqueza de las Naciones” de El Financiero.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons