Grupo ciudadano rechazó protesta indígena y pide volver a la calma en Ecuador

(EFE, Ecuador, 09/10/2019)

Un grupo ciudadano, convocado a través de las redes sociales, se reunió este martes en un sector comercial del norte de Quito para pedir que cesen las protestas en Ecuador, con el objetivo de retomar sus actividades afectadas por las manifestaciones.

Uno de los participantes expresó su rechazo a «que personas de fuera quieran tomar decisiones por nosotros», refiriéndose al movimiento indígena, que ingresó este lunes en la capital y que anunció un marcha masiva para este miércoles.

«Estamos autoconvocados como ciudadanos (…) para decirle al país que estamos cansados de esta violencia de movimientos que ya están en Quito y que tienen un discurso muy poco claro», dijo a EFE un portavoz de la marcha, Francisco Aguirre.

«Han atentado contra la propiedad privada, contra las personas, contra la libre movilización de los ecuatorianos (…). Simplemente pedimos que haya paz», dijo Aguirre.

«Estamos de acuerdo en que el Gobierno se mantenga firme (en la aplicación de las medidas económicas que han desatado las protestas) porque no podemos seguir en una anarquía en la que un grupo de personas respondan a un interés político particular», dijo el portavoz.

El ciudadano señaló que la convocatoria a las llamadas «marchas por la paz» se mantendrá indefinidamente «de ser necesario».

Otra portavoz, Verónica Murgueytio, acusó a los sectores indígenas y sociales de tener motivaciones políticas para las protestas de los últimos días. «Llamamos a un entendimiento, a que puedan llegar a un mejor posicionamiento todos los actores políticos», agregó.

Opinó que las protestas generalizadas finalmente van en contra de la gente, porque «a cada uno nos ha costado mucho levantar lo que tenemos».

Apuntó que el plantón de este martes es para persuadir a la colectividad y despertar la «consciencia ciudadana», pues aseguró que «es aceptable la protesta, pero una protesta pacífica».

«Las personas que estamos reunidos aquí estamos haciendo un llamado a la sociedad para buscar la paz y el diálogo», expresó de su lado el ciudadano Claudio Málaga.

Otros activistas corearon la consigna «Me dueles Ecuador» y clamaron para que el país vuelva a la tranquilidad, que se retomen las actividades económicas y se genere más empleo.

«Lo único que queremos es que no destruyan la ciudad de Quito», recalcó Murgueytio en referencia a las violentas protestas que han sacudido a la ciudad desde el pasado jueves.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) convocó a un «levantamiento» contra las medidas aplicadas por el Gobierno, especialmente contra el aumento del precio de las gasolinas.

También el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la central obrera más importante del país, llamó a su bases a una «huelga nacional» para este miércoles, con el objetivo de exigir al Gobierno la derogatoria de las medidas económicas.

El Gobierno, por su parte, ha rechazado la violencia en las manifestaciones y decidió trasladar al Ejecutivo a la ciudad costera de Guayaquil, lejos del asedio de las protestas en Quito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *