Alberto Fernández defendió la visita de Nicolás Maduro a la Argentina: “Venezuela es parte de la CELAC y él está más que invitado”

En medio de la polémica, el Presidente respaldó su llegada y pidió que “los venezolanos decidan entre venezolanos” su situación institucional.

En medio de las denuncias y los repudios contra el arribo de Nicolás Maduro a la Argentina, Alberto Fernández defendió la visita del venezolano y justificó su presencia: “Venezuela es parte de la CELAC y Maduro está más que invitado”. 

Fernández se expresó así en una entrevista que mantuvo con el influyente diario brasileño Folha de Sao Paulo, en el marco de la visita oficial que hará al país Luiz Inacio Lula Da Silva.

Por cierto, el Presidente ya le concedió una bilateral a Maduro para este miércoles 25, donde recibirá a solas a varios de los 16 lideres que vendrán a Buenos Aires para este foro, que reúne a 33 países.

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel se traslada en aviones del Estado venezolano

El presidente de Brasil llegará este domingo a las 21 y mantendrá este lunes una reunión bilateral con Fernández y el martes 24 participará de la reunión de la CELAC, que es el foro Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel, una visita también repudiada por la oposición, llegará este domingo alrededor de las 19. Y su viaje lo anunció él mismo por Twitter.

Por cierto, el Gobierno evitó que la visita de Lula fuera tuviera caracter de Estado, para evitar su encuentro con los miembros de la Corte Suprema de Justicia -debería visitar los tres poderes-, con los que tiene un fuerte enfrentamiento al punto que les pidió el juicio político. Lula se verá con los legisladores y con Cristina Kirchner por separado.

Nicolás Maduro suele anunciar sus movimientos después de concretados, y en su viaje a la Argentina, donde lo esperan marchas, una denuncia con pedido de indagatoria ante la Justicia más otra ante la DEA que le hizo la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, el sigilo es mayor.

Pero sabe Clarin de muy alta fuente que el pedido de sobrevuelo está hecho para las 16 de mañana. Y la bilateral sería el 25 también por la mañana, en horario a confirmar.

Consultado por Folha de Sao Paolo acerca de la polémica desatada en la oposición por la posible presencia de Maduro en Buenos Aires, Fernández la justificó. “Venezuela es parte de la CELAC y Maduro está más que invitado. Hasta donde yo sé, lo hará”, sostuvo en la entrevista que se le realizó en la residencia de Olivos.

Llegada polémica

El viaje de Maduro ha reavivado la grieta en Argentina de una manera furiosa.

El arco opositor y los venezolanos en el exilio acusan al gobierno de recibir dictadores. Y el Gobierno, que en realidad explica que siendo presidente de la CELAC no puede no invitar a sus miembros -lo que es cierto- optó también por radicalizar su posición.

Al mismo tiempo, recuerdan que como todos los países y al calor de las negociaciones secretas de Joe Biden con el chavismo por el petróleo venezolano, enviaron a Caracas de embajador al dirigente Oscar Laborde, que activó una agenda bilateral económica.

Fernández le dijo a Folha de Sao Paulo este domingo que la posición de Argentina en relación con Venezuela es impulsar, a través del Grupo de Contacto, los diálogos que se vienen llevando a cabo en México.

Sin embargo hay que destacar que es el chavismo el que lo boicotea ante una oposición sumamente golpeada tras años de opresión por parte del régimen. 

Al mismo tiempo, ante la CELAC, Alberto Fernández no quiso invitar al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, porque tienen una mala relación y porque lo acusa de haber sido “instrumento” del gobierno de Trump.

Pero en cambio, invitó al jefe del eje bolivariano, el ex canciller chavista Félix Plasencia, que hoy es secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Alberto Fernández se prepara para encabezar la cumbre de la CELAC el próximo martes en Buenos Aires. Foto EFE/Juan Ignacio Roncoroni

“Creemos que puedan dar buenos resultados. La idea es que los venezolanos decidan entre venezolanos, no con nosotros”, apuntó el mandatario que también opinó sobre otras cuestiones como el violento asalto bolsonarista del pasado 8 de enero.

“Hay un cierto sector de la derecha latinoamericana que piensa que la violencia es un modo adecuado para combatir la democracia, amenazar a la sociedad. Debemos estar alertas, sin permitir que eso ocurra en ningún lugar”, dijo Fernández.  Luego, lo comparó con el atentado a la vicepresidenta Cristina Kirchner de septiembre pasado.

En esta cumbre, igual Alberto Fernández recibirá un duro golpe que no esperaba pero que ya empezó a digerir a la fuerza.

El mandatario esperaba quedarse con la presidencia pro tempore de la CELAC, y usarla como una de sus plataforma internacionales, esperando que no hubiera consenso para dársela al primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Goncalves, que la reclamaba antes que Argentina.

La diplomacia local le decía a Fernández que seguramente no habría consensos y que se quedaría con el cargo por un año más, pero eso, no va a ocurrir porque el consenso generalizado es que cambie de mano.

Por cierto, sabe Clarín que desde la cancillería mexicana hubo fuertes reproches a los argentinos porque se quejaron de que la presidencia argentina no avanzó en los planes delineados por la presidencia de la CELAC que ejercieron Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard. Entre Mexico y Argentina ya no hay la misma sintonía que había y Fernández ahora se apoya en Lula.

Con todo, el presidente brasileño, a diferencia del argentino, espera menos de la CELAC que de su ansiado proyecto de revitalizar la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), donde Brasil ha sido el líder.

El regreso de UNASUR, parece entonces cuestión de tiempo.  Desde el año 2020 se trasladaron sus bienes de Ecuador a Buenos Aires, instalándose en la Casa Patria Grande, y hace unos meses los equipos de trabajo de Brasil y Argentina comenzaron a diagramar el regreso del organismo en lo que denominaron proyecto ¨UNASUR 2.0¨.

Fuerte repudio opositor

En los últimos días la oposición salió al cruce de la visita de Maduro. Este domingo la precandidata a presidenta Patricia Bullrich pidió a la oficina que la DEA posee en la Argentina que detenga al mandatario venezolano cuando pise suelo argentino por supuestos vínculos de este con el narcotráfico.

Por su parte, el ex presidente Mauricio Macri publicó una carta en Facebook donde aseguró que siente “vergüenza” por la invitación extendida por el Gobierno a los presidentes Nicolás Maduro (Venezuela) y Miguel Díaz-Canel (Cuba).

El Clarin Argentina y Agencias Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *