Diputados avalan proyecto de ley para asegurar la libertad religiosa

Diputados de la Comisión Permanente de Gobierno y Administración diaron visto bueno a proyecto de le que pretende garantizar la libertad religiosa en el país.

El expediente 21.012 fue avalado por los legisladores y ahora pasará a Plenario Legislativo para su discusión y votación final.

La ley para libertad religiosa y culto tiene como objetivo garantizar el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa y de culto que gozan todas las personas que se encuentren en el territorio nacional, sean habitantes de la República o no.

Además, establece los parámetros básicos para el funcionamiento de las organizaciones religiosas, en atención al principio de auto regulación que está consagrado en los indicados instrumentos internacionales y prohíbe toda acción u omisión que, directa o indirectamente, discrimine a una persona o grupo de personas por razón de sus creencias religiosas.

«Celebramos la aprobación del proyecto de “Ley para la Libertad Religiosa y de Culto” en la Comisión de Gobierno, tras lo cual pasará a Plenario. La iniciativa culmina los esfuerzos de muchos años, de muchas personas y organizaciones; es balanceada, objetiva y llena un vacío legal», manifestó el diputado Jonathan Prendas.

Según el legislador, «la libertad religiosa le da sustento a todos los demás derechos humanos, se basa en la dignidad humana y se relaciona íntimamente con aspectos esenciales y cotidianos de la vida de todas las personas».

Esta ley propone varios puntos que permitiría a las organizaciones reconocidas como agrupación religiosa, contar con aspectos que hasta el momento solo contaba la iglesia católica.

  • Se deberá garantizar los derechos fundamentales a la libertad religiosa y libertad de culto, libertad de conciencia, libertad de expresión, libertad de asociación y de reunión, reconocidos en la Constitución Política.
  • Toda persona tiene derecho de elegir para sí y para las personas menores de edad bajo su dependencia, en calidad de padre, madre de familia o tutor, dentro y fuera del ámbito escolar, la educación religiosa que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
  • Reconoce también el derecho de los ministros religiosos de celebrar matrimonios y reafirma el derecho a la objeción de conciencia.
News Reporter

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *