Crece tensión en Perú tras reporte de 20 muertos en protestas

La tensión y la indignación en Perú van hoy en aumento, tras elevarse a 20 el número de muertos durante las protestas antigubernamentales, según recuentos no oficiales, mientras no se avizora salida a la crisis.

Una octava víctima registrada en la región andina fue confirmada hoy por las autoridades de salud de la región de Junín, así como otra en la de Huancayo, ambas ubicadas en territorios andinos.

Walter Bedriñana, director Regional de Salud de Ayacucho, dijo que la cantidad de heridos, más de 50, obligó a ocupar toda la capacidad médica y clínica disponible, así como habilitar más unidades de cuidados intensivos, en las que hay heridos tan graves que es urgente trasladarlos a Lima para su atención.

El profesional llamó a la calma a la población y a las autoridades nacionales a tomar las decisiones necesarias para salir del conflicto, lo cual para muchos alude a la convocatoria de prontas nuevas elecciones presidencial y legislativas, tema tratado por el Parlamento, que demora en tomar una decisión.

El Gobierno Regional de Ayacucho, zona de mayor mortandad, señaló en un comunicado como responsables de la represión y de las muertes a la presidenta Dina Boluarte y a los ministros de Defensa, Alberto Otárola, e Interior, César Cervantes.

El gobernador regional, Carlos Rúa, exigió el cese inmediato del uso de armas de fuego contra la población por las Fuerzas Armadas, que respaldan a la Policía bajo el estado de emergencia decretado por el Gobierno, lo cual le permite allanamientos y detenciones sin orden judicial.

Tras condenar tanto la represión como los actos de vandalismo, el gobernador planteó censurar a la mesa directiva derechista del impopular Parlamento y reemplazarla para que un nuevo titular del Congreso asuma la presidencia del país y convoque de inmediato elecciones generales, lo cual es un clamor masivo.

En el pleno parlamentario, el congresista de izquierda Alex Flores hizo un planteamiento similar y su partido, Perú Libre, propone que el nuevo Congreso tenga facultades para debatir y aprobar una nueva constitución.

La congresista Silvana Robles denunció en la misma sesión que un adolescente de 17 años murió hoy cuando la Policía, según dijo, reprimió una marcha popular contra el Gobierno en la localidad de Pichari y agregó que la ultraderecha aconseja a la presidenta Boluarte para que imponga el orden a sangre y fuego.

De otro lado, la defensora del Pueblo, Eliana Revollar, tras una visita a Ayacucho, dijo sobre los sucesos de ayer que hubo una marcha masiva y pacífica y tras esta un grupo se dirigió al aeropuerto, a intentar tomarlo.

Añadió que en determinado momento, en la periferia de la pista de aterrizaje, un grupo de soldados fue rodeado por manifestantes y abrió fuego.

Revollar informó que la Defensoría del Pueblo denunció las muertes ante el Ministerio Público, que inició una investigación.

Agencia Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *