Carlos Cerdas negociaba construcción de carretera con Municipalidad de San José

Municipalidad de San José. Fotografía Delfino.cr

La semana pasada se dio a conocer que Luis Fernando Gutiérrez, gerente de asfalto de Meco y el dueño de la constructora Carlos Cerdas,  querían que Johnny Araya, alcalde de San José, les otorgara la construcción de la calle 78 en Rohrmoser sin tener que hacer el proceso de licitación.

Ésta municipalidad (San José) aumentó en cinco ocasiones el precio que le pagó a la empresa privada Meco para construir el proyecto, según dio a conocer el Semanario Universidad, para agosto del 2019 el monto que presentó la Municipalidad al Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos, era de ¢186 millones para la obra.

Ese fue el monto que Johnny Araya firmó para obtener la exoneración tributaria del proyecto ante el colegio de ingenieros, pero en enero del presente año, la municipalidad publicó en La Gaceta que el costo previsto de las obras era de ¢1209 millones de colones, casi 6 veces el monto inicial.

Johnny Araya. Fotografía tomada de Elmundo.cr

Lo peor es que de ese total, el 50 % saldría de una “contribución especial” que pagarían las personas que viven frente a esa calle, por un periodo de 10 años. Algo interesante de todo esto, es que según vecinos de la comunidad, a 200 metros se encuentra el domicilio principal de don Johnny Araya, quien por alguna razón no está dentro de la lista de vecinos contribuyentes.

Esto causo mucho enojo en los vecinos de la zona, uno de ellos afirmó al diario que Araya alega que la contribución es es de 10 mil a 20 mil colones por propiedad anualmente, mientras que por propietario es mucho más, quedándole a los vecinos más cara la contribución que el propio impuesto municipal.

Por su parte, la Municipalidad de San José explicó que dicho monto presentado al colegio corresponde al valor real del proyecto, pero dicho monto tuvo variantes por los 3 contratos pagados a Meco: el primer proyecto consistió en la colocación de la mezcla, construcción de aceras, destrucción de la calle existente, colocación de tuberías, rellenos, entre otros, el segundo contrato fue únicamente por el asfalto y el tercero por agregados finales a la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons