Así era el ‘Moskva’, el buque insignia de Rusia hundido tras una explosión

Moscú asegura que el suceso se debe a un incendio accidental que provocó la detonación de sus municiones. En cambio, desde Kiev confirman que la navegación fue alcanzada por dos misiles de crucero.

Incendio del buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa, el navío 'Moskva'
Incendio del buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa, el navío “Moskva”.  UKRAINIAN MILITARY / ZUMA PRESS / EUROPA PRESS

El buque insignia de la Flota rusa del mar Negro, “Mosvká”, se ha hundido este jueves 14 de abril. El país asegura que el suceso se debe a un incendio accidental que provocó la detonación de sus municiones. En cambio, desde Kiev confirman que la navegación fue alcanzada por dos misiles de crucero. 

Así lo confirmó el Ministerio de defensa de Rusia, afirmando que el buque se fue a pique en medio de una tormenta cuando el “Moská” (Moscú) estaba siendo remolcado a puerto. Su tripulación había sido evacuada a otros navíos de la flota del mar Negro. 

La versión se contradice con la aportada por Kiev, que se responsabiliza del hundimiento. Desde el país manifiestan que los daños en la embarcación fueron provocados por el impacto el miércoles de dos mísiles de crucero Neptun, de fabricación ucraniana. 

Este hundimiento supone su mayor pérdida material desde que comenzó su invasión en Ucrania

El “Moskvá” era un crucero portamisiles ruso, el buque con mayor capacidad de fuego que el país tenía emplazado en el mar Negro. Este hundimiento supone su mayor pérdida material desde que comenzó su invasión en Ucrania, pues su valor se estimaba en 750 millones de dólares. Además, el armamento del buque incluía 16 misiles antibuques Vulkán y 64 misiles antiaéreo antiaéreos S-300F en ocho lanzaderas, además de artillería, torpedos, cargas de profundidad y un helicóptero antisubmarino Ka-27, ha recogido la Agencia Efe. 

La embarcación se creó en 1979 y cuatro años más tarde entró en el servicio de la Armada soviética con el nombre de “Slava” (gloria), rebautizándose en 1996 como “Moskvá”. Este buque fue testigo de una reunión del entonces presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, con su homólogo estadounidense George Bush padre en 1989. También participó en misiones de la guerra ruso-georgiana de 2008 y del contingente militar ruso desplegado en Siria. 

Su participación en la guerra

Este crucero militar participó en la captura de la pequeña isla ucraniana Zmiiniy

El pasado 24 de febrero, cuando Rusia declaró la guerra a Ucrania, este crucero militar participó en la captura de la pequeña isla ucraniana Zmiiniy (de las serpientes) en el mar Negro. 

“¡Buque de guerra ruso, vete al carajo!”, exclamaba el guardia fronterizo ucraniano Román Gríbov cuando Rusia exigía su rendición. El agente fue capturado junto con 12 compañeros, y liberado más de un mes después, canjeado por prisioneros rusos. Ucrania se hizo con la frase convirtiéndola en un lema en todo el país. 

De hecho, dos días antes del hundimiento, Correos de Ucrania puso en circulación un sello postal conmemorativo de la respuesta del guardia fronterizo a la exigencia de rendición. La imagen muestra un solado con un fusil enfrentándose a un buque de guerra, el “Moskvá”.

EUROPA PRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons