Nuestra voz es parte de nuestro futuro

El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, su lema «Nuestra voz, nuestros derechos, nuestro futuro» fue escogido en el año 2019, causando gran impacto en el mundo.

¿Te preocupa el mundo en que vives? Entonces defiende tus derechos humanos.

Hace unos años, cuando éramos niños, niñas y/o adolescentes y nos preguntaban “¿Ves un futuro en 20 o 30 años, en el cual puedas cumplir tus sueños?”. Solíamos contestar sin titubear cómo nos lo imaginábamos. Sin embargo, si hiciéramos la misma pregunta -debido a todo lo planteado anteriormente- es muy posible que la respuesta sea negativa y no tan clara.

El movimiento de jóvenes que luchan contra el cambio climático y a favor de los derechos humanos de todas y todos nos permite imaginar que con la acción individual y colectiva otro futuro es posible.

Hemos visto cómo las y los jóvenes se han movilizado en todo el mundo en la lucha contra el cambio climático y la desigualdad, y a favor del derecho de tomar decisiones sobre nuestros cuerpos y la libertad de expresión, entre otras cuestiones como menciona la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su mensaje alusivo esta conmemoración, “…sus voces son la representación misma de los derechos humanos, un movimiento centrado de la creación de dignidad e igualdad para todas las personas.

Quizás uno de los ejemplos más visibilizados del accionar de la juventud haya sido el movimiento de jóvenes que luchan contra el cambio climático. Y es que el cambio climático y sus efectos adversos sobre el medio ambiente y los derechos humanos constituyen uno de los desafíos más complejos y apremiantes de la agenda política global.

Muchos de los efectos negativos del cambio climático afectan de manera desproporcionada las personas de las comunidades que ya se encuentran en una situación desfavorable, por su ubicación geográfica, por vivir en la pobreza o por cuestiones de género, edad, discapacidad u origen cultural o étnico.

En este contexto, la comunidad internacional y los Estados deben lidiar con el cambio climático y el mismo tiempo evitar la vulneración o restricción de los derechos de todas las personas. En otras palabras, debemos avanzar hacia el establecimiento de un enfoque basado en los derechos humanos en todo proceso de planificación, elaboración e implementación de políticas, normas y prácticas que hagan frente a este amenazante fenómeno.

*Por Roberto Valent, Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Argentina y Jan Jarab, representante en América del Sur de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

News Reporter

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *