Ministerio de Justicia y Paz reforzará con 36 médicos y enfermeros atención del Covid-19

Un equipo de 17 médicos y 19 personeros de enfermería se sumarán, de aquí al 1° de noviembre, a los equipos de salud del Ministerio de Justicia y Paz que atienden la emergencia sanitaria por Covid-19 en el sistema penitenciario. 

La contratación de este personal se logró gracias a las gestiones que el Ministerio de Justicia y Paz emprendió desde abril ante la Mesa Operativa de Salud y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) a través del Plan Nacional de Emergencias, aprobado el 26 de agosto anterior.

La doctora Dixiana Alfaro, Jefa Nacional de Servicios de Salud Penitenciarios, indicó que la contratación regirá por seis meses y el personal se abocará, en exclusiva, a la atención de casos Covid-19.  El primer grupo de 10 médicos y 10 profesionales en enfermería se integró este lunes a las labores.

El resto ingresará conforme se haga efectiva su contratación. Los primeros profesionales recibieron, el jueves anterior, una inducción en la que estuvieron presentes, entre otros, la doctora Alfaro, la Viceministra de Gestión Estratégica, Diana Posada Solis, la directora de la Policía Penitenciaria, comisionada Daisy Matamoros y el Coordinador Nacional de Enfermería del Ministerio de Justicia y Paz, Erick Cerdas.

Ellos trabajarán de lunes a viernes y, en algunos casos, el ingreso será escalonado para cubrir, junto al personal de salud del Ministerio, la mayor cantidad de horas posible de atención médica en los centros.

En estos momentos la institución cuenta, entre otros, con 31 médicos, 27 profesionales en enfermería, 6 técnicos en emergencias médicas y 4 auxiliares de enfermería.

La Viceministra de Gestión Estratégica, Diana Posada Solís, comentó que la distribución tomó en cuenta las poblaciones penitenciarias de tal forma que aquellos centros con mayor cantidad de personas privadas de libertad recibirán hasta dos profesionales en medicina y dos en enfermería.

En otros casos si bien el personal estará asignado a algún centro, tendrán la disponibilidad para reforzar otro penal según lo demande la atención de la emergencia sanitaria.

«Estas personas profesionales en medicina y en enfermería vienen a sumarse a la gran labor que ha realizado nuestro personal de salud para atender la emergencia sanitaria. Esto es un resultado más del gran trabajo solidario, comprometido y articulado que hemos venido haciendo desde el gobierno central. Seguimos trabajando por cuidar la salud de la población privada de libertad y del personal que trabaja en los centros penales», dijo la jerarca.

News Reporter

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *