La verdad de frente al pueblo sobre Lineth Saborío, por presuntos delitos de peculado y enriquecimiento ilícito.

En Costa Rica hombres y mujeres hacen caso omiso a sus responsabilidades, tanto civiles como laborales, situación que da paso a usurpar bienes del Estado, el tiempo es uno de ellos, al calor de la campaña política muchos funcionarios olvidan o ignoran las limitaciones de su participación activa, lo que al final trae consecuencias, es el caso de la señora Lineth Saborío, que el día de hoy recibe una demanda penal por presuntos delitos de peculado y enriquecimiento ilícito, ella lanza su precandidatura el 5 de abril del año pasado, siendo funcionaria de la Asamblea Legislativa, donde fungía como asesora de la diputada Shirley  Díaz Mejía, es a partir de esta fecha que sale a la luz pública sus aspiraciones, sin renunciar a su puesto, lo más delicado es que tampoco renuncia a su jugoso salario.

Claro que la responsabilidad no es solo de ella, puesto que el director ejecutivo del Congreso el señor Antonio Ayales Esna, debió tomar cartas en el asunto, debido a su gran experiencia, viejo lobo de mar que se las sabe todas, como dice nuestro pueblo.

Así las cosas por acción o por omisión, doña Lineth enfrenta un vergonzoso proceso judicial, estos asuntos tienen que llamar la atención del electorado, a vísperas de las elecciones del 6 de febrero, estas noticias no abonan el deseo de los ciudadanos de emitir el sufragio, tampoco los candidatos se pueden hacer de la vista gorda y dejar pasar sin pena ni gloria asuntos tan delicados, el pueblo está harto de que lo utilicen cada cuatro años como monedas de curso legal.

El TSE ya cerró la campaña pública de los partidos, no hay más debates, ni anuncios, ni propaganda, toca esperar la decisión del SOBERANO, es decir el pueblo, en las urnas que esperan  con el frío de la desilusión, el calor del voto pensado, junto a un candidato digno de confianza, por el bien de Costa Rica salgamos a votar. No al abstencionismo, arriba Costa Rica.

Yolanda Gutiérrez

Defensora de Derechos Humanos Costa Rica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons