Inicia juicio por asesinato líder indígena Costarricense.

En el Tribunal Penal de Pérez Zeledón, región sur de Costa Rica, iniciará hoy el juicio contra una persona de apellidos Varela Rojas, por el asesinato del líder indígena Yehry Rivera, ocurrido el 24 de febrero de 2020.

En agosto de 2022, el sospechoso del crimen confesó que él lo hizo en una reunión entre la Mesa Técnica Interinstitucional para la Atención de Asuntos Indígenas del Ministerio de Justicia y la Asociación Multiétnica y Pluricultural de la zona, realizada en la escuela Rogelio Fernández de Buenos Aires, en la provincia de Puntarenas.

Varela Rojas pidió la palabra y contó que «en la Asamblea Legislativa han hablado mucho del caso de Yehry Rivera. Yo no sé si ustedes saben: yo fui el que lo maté. Quiero que se den cuenta por qué lo mate. Yo soy un indígena boruca».

Y prosiguió «¿Por qué pasó lo que pasó? Ese individuo (Rivera) iba con 13 sujetos a quemarme la casa con bombas molotov, por eso lo hice y, cuando llegó mi hermano a ayudarme, a defenderme, lo agarró a cuchillo. Yo llegué y le dije ‘suéltelo’; no lo soltó y se me vino encima, por eso tuve que hacer la acción que hice».

El juicio arranca porque en octubre de 2021 el Juzgado Penal de Buenos Aires, Puntarenas, acogió la petición de la Fiscalía.

Un día después del homicidio, el Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi) de Costa Rica responsabilizó al Estado por el asesinato del líder indígena brörán, mientras Naciones Unidas llamó a devolverle las tierras a los pueblos originarios.

«Este lunes 24 de febrero de 2020 han asesinado al compañero de lucha, recuperante indígena brörán Jerhy Rivera, a 23 días de cumplirse un año en completa impunidad del asesinato del compañero Sergio Rojas Ortiz, bribri Uniwak de Salitre, miembro del Consejo de Autoridades Propias Cuidadores de la Madre Tierra», indica el Frenapi.

«Desde este Frente hemos denunciado reiteradamente la violencia sistemática en la que actúa el Estado/Gobierno de Costa Rica, a pesar de existir Medidas Cautelares… Toda esta violencia, ha quedado y sigue quedando en la impunidad. El asesinato del compañero Jerhy (de 45 años y dos hijos) es la prueba más reciente», asegura la declaración. Por su parte, la entonces coordinadora residente para los pueblos indígenas de Naciones Unidas en Costa Rica, Alice Shackelford, lamentó la noticia, dijo que ya estaba en coordinación con las autoridades, y apuntó que es indispensable la devolución de las tierras a los pueblos indígenas.

En su cuenta de Twitter @aliceshackel, Shackelford escribió «hoy nos levantamos llorando para (por) el pueblo Broran de Terraba! Lloramos para el assasinado (asesinato) del joven Jerhy Rivera. Justicia, seguridad y devolución de las tierras a los pueblos indígenas son críticos! No dejar a nadie atrás!».

Agencia Prensa Latina y EP , Agencias Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *