Capital peruana en emergencia ante próxima llegada de manifestantes

El Gobierno de Perú declaró hoy el estado de emergencia en esta capital, cuando se aproxima la llegada a la ciudad de grupos de manifestantes del interior que reclaman la renuncia de la presidenta Dina Boluarte.

El decreto fue publicado al día siguiente de que una nueva marcha pacífica en Lima, sumada a las protestas de provincias, en la que miles de capitalinos desfilaron del centro de la ciudad al exclusivo distrito de Miraflores, de población tradicionalmente conservadora.

La capital se ha mantenido relativamente al margen de las huelgas, bloqueos de carreteras, y otras demostraciones iniciadas hace 11 días, como segunda fase de las de diciembre pasado, con un saldo acumulado de 47 muertos.

La decisión gubernamental, publicada en el diario oficial El Peruano, pone a la ciudad y al adyacente puerto de Callao en emergencia por 30 días.

La medida implica la suspensión de garantías constitucionales, como los derechos de reunión, libre tránsito e invialabilidad domiciliaria y la exigencia de orden judicial para detener ciudadanos.

El mismo decreto extendió por otros 30 días la emergencia en la región surandina de Puno, bastión principal de las propuestas y la que ha sufrido mayor cantidad de muertes, así como las provincias andina de Andahuaylas y amazónicas de Tambopata y Tahuamanu y el distrito de Torata en la región surandina de Moquegua.

La medida alcanza a las carreteras Panamericana Sur y Norte, que recorren toda la costa peruana; Central, Corredor Vial Sur, que enlaza a las regiones de Apurímac, Cusco y Arequipa y sirve a la actividad minera principalmente, y la vía Interoceánica, que enlaza el sur de la costa peruana con Brasil.

Adicionalmente regirá por otros 10 días la inmovilización social obligatoria (toque de queda) desde las 20:00 hasta las 04:00, hora local.

El estado de emergencia suspende los derechos constitucionales de inviolabilidad de domicilio, reunión y libre tránsito por el territorio nacional y libertad y seguridad personales.

De otro lado, la organización nacional de rondas campesinas (grupos de seguridad ciudadana popular) anunciaron sumarse a las protestas en 21 regiones en las que actúan.

Las rondas de la región norteña de La Libertad, donde no ha llegado hasta hoy la segunda ola de protestas iniciada el 4 de enero, afirmaron que bloquearán todas las carreteras de ese territorio desde mañana.

Agencia Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *