Boric inicia gira por el sur de Chile en medio de episodios de violencia en la zona

 El presidente de Chile, Gabriel Boric, llegó este jueves a la región de La Araucanía, en el sur del país, para monitorear los avances en la zona en materia de seguridad y acuerdos con los pueblos indígenas, debido a la ola de violencia y ataques incendiarios que se producen periódicamente en el lugar.

«Comenzamos la gira por La Araucanía para fortalecer el trabajo interministerial en base a las prioridades de nuestro Gobierno en la región, con el foco puesto en las personas y su seguridad», tuiteó el mandatario a su llegada junto a una fotografía del avión de la Fuerza Aérea que lo transportó desde Santiago hasta la ciudad de Temuco (sur).

La gira se extenderá por dos días, instancia en que Boric encabezará una serie de actividades como encuentros bilaterales con autoridades regionales, reuniones de coordinación y balance con los directores de las Fuerzas Armadas que organizan la militarización en la zona, encuentros con habitantes del lugar y visitas a las principales ciudades de la región como Angol, Villarica y Lonquimay.

Carabineros (policía militarizada) desplegó un amplio contingente de funcionarios para proteger al presidente y resguardar la seguridad en los alrededores de sus actividades, y aunque, por protocolo, no se entregó oficialmente el número de policías a cargo se estimó que son alrededor de 300 efectivos los que lo acompañan.

Junto al presidente, viajaron también la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte; la ministra del Interior, Carolina Tohá y el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García.

Esta es la primera visita de Boric a la zona desde que comenzó su mandato en marzo, un viaje que fue constantemente solicitado por los locales, quienes piden más acciones de las autoridades para contener la violencia en la zona.

Llegada con incendios

Previo a la llegada del mandatario, en la madrugada de este jueves se registraron una serie de incidentes y ataques incendiarios en distintos lugares de La Araucanía.

Una escuela rural en la comuna de Curacautín fue incendiada y resultó completamente destruida, voluntarios de bomberos tuvieron que trabajar durante horas para evitar que el fuego se expandiera a las casas aledañas.

A su vez, una iglesia ubicada en la localidad de Villa Cautín también sufrió un ataque con fuego.

En varias rutas y caminos rurales de la región se registraron barricadas y árboles cortados que obligaron a detener el tránsito y al personal especializado de Carabineros a proceder para remover los escombros.

En varios de los lugares atacados se encontraron panfletos de organizaciones indigenistas rechazando y criticando el viaje del mandatario.

Desde hace décadas se vienen registrando en el sur de Chile, específicamente en las regiones de La Araucanía y el Biobío, ataques incendiarios y armados contra empresas forestales, compañías de áridos e iglesias.

Estos hechos de violencia han sido vinculados por algunos sectores políticos a la histórica demanda territorial del pueblo indígena mapuche, pero esas denuncias no han sido ratificadas por la justicia.

A pesar de que, durante su candidatura, Boric aseguró que no recurriría a la militarización para solucionar el conflicto, el 17 de mayo optó por aplicar la medida y desde entonces ha solicitado continuamente el permiso del Congreso para poder extenderla.

(Sputnik)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons