Militares chilenos se desplegaron de nuevo en el sur del país para contener la violencia de extremistas mapuches

Ocurre luego de que el gobierno de Gabriel Boric repuso el Estado de Excepción en La Arucanía que había derogado tras su asunción.

Las Fuerzas Armadas chilenas han iniciado una vez más su despliegue a la zona de La Araucanía después que el presidente Gabriel Boric impusiera un Estado de Excepción por la violencia creciente entre comunidades mapuches y las autoridades nacionales.

El Estado de Excepción fue presentado luego que el fallara el proyecto de gobierno de imponer un Estado Intermedio debido a la falta de consenso entre La Moneda, sus partidos de coalición y la oposición. Ante este fracaso al presidente Gabriel Boric no le quedó otra opción que hacer uso de sus actuales facultades e imponer esta medida para las regiones de La Araucanía y el Biobío.

El Estado de Excepción es una política constitucional que se puede decretar para todo el país o una parte de él por el Presidente de la República en caso de calamidad pública. Entre las medidas que se pueden adoptar es el despliegue militar, restringir las libertades de locomoción y de reunión, disponer requisiciones de bienes, establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad, entre otras.

Sin embargo el gobierno de Gabriel Boric ha marcado la diferencia entre su Estado de Excepción y el decretado por el ex presidente Sebastián Piñera al final de su segundo mandato. Por ejemplo, la actual medida agrega que los Jefes de Defensa Nacional deben sostener un respeto a los Derechos Humanos y a las Reglas del Uso de la Fuerza (RUF).

“Impartir todas las instrucciones para el mantenimiento del orden interno dentro de las zonas, siempre en el marco del respeto a los Derechos Humanos y en conformidad con las Reglas del Uso de la Fuerza (RUF), especialmente de los principios de uso de la fuerza de legalidad, necesidad, proporcionalidad y responsabilidad”, dice el actual decreto impulsado.

Luego que la Contraloría General de la República tomara uso de razón del decreto del Estado de Excepción, la movilización militar se inició en la noche de este martes en la provincia de Cautín con el despliegue del Destacamento de Montaña N°8 Tucapel de la ciudad de Temuco, ubicada a 679 kilómetros al sur de Santiago.

El Regimiento Logístico N°3 de Victoria y el Regimiento de Caballería N°3 Húsares de Angol son las unidades que tomarán sus ubicaciones en la provincia de Malleco, ubicada 625 kilómetros al sur de Santiago.

El objetivo de este personal militar es patrullar los sectores de alto conflicto en conjunto con una escolta policial, quienes acompañarán en todo momento a las Fuerzas Armadas. Además el general de brigada, Edward Staler Escanilla, quien es Jefe de la Defensa Nacional en La Araucanía llegó a la ciudad de Temuco para reunirse con sus efectivos para coordinar la seguridad en esta zona.

Hombres armados en la ruta

En la jornada que se impuso el Estado de Excepción los problemas en la macrozona sur no se hicieron esperar. En la ruta P-40 que une a las localidades de Arauco y Lebu, ubicadas en la región del Biobío, un grupo de sujetos no identificados cortaron 30 árboles y bloquearon este camino.

El bloqueo en esta zona se generó por la detención de seis camiones que circulaban sin patentes y con carga no justificada. El mal clima y la reacción de los manifestantes generó una serie de protestas que se centraron en este lugar.

El Delegado Presidencial de Arauco, Humberto Toro, dijo que “lamentablemente y producto de la extensa niebla hace prácticamente imposible retirar los árboles ahora y al mismo tiempo tenemos grupos que han estado alterando el orden de esa ruta, es que se ha procedido a cerrar la ruta P-40 desde Lebu y también desde Arauco para evitar algún tipo de accidente”.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons