Defensores de migrantes piden a México, EEUU y Canadá enfocarse en acceso al asilo

Un grupo de 94 organizaciones de la sociedad civil de países de Norteamérica pidieron este lunes a los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, enfocar las discusiones de su próxima cumbre en el acceso al asilo.

En una carta abierta publicada en la víspera de la Cumbre de Líderes de América del Norte que se celebrará en la capital mexicana, las organizaciones piden a los gobernantes «centrar sus discusiones sobre la migración regional en los derechos humanos, la protección humanitaria y el acceso al asilo para las personas que huyen de la persecución».

La cumbre ofrece un espacio oportuno para que los tres países trabajen juntos en cumplir el compromiso asumido en la Declaración sobre Migración y Protección de la Cumbre de las Américas de Los Ángeles, celebrada en junio del año pasado, dice la misiva.

En ese documento, los países firmantes se comprometen a «proteger la seguridad y la dignidad de todas las personas migrantes, refugiadas, solicitantes de asilo y apátridas, independientemente de su estatus migratorio, y respetar sus derechos humanos y libertades fundamentales».

Entre el casi centenar de organizaciones firmante están la Asociación Coordinadora Comunitaria Servicios de Salud de Guatemala; Action Réfugiés de Montreal; Al Otro Lado; Alianza Peruana de Cooperación; la American Immigration Lawyers Association; Amnistía International de Canadá y Apoyo a Migrantes Venezolanos, y Asylum Access, entre otras.

La cumbre del martes 10 de enero en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo mexicano, estará centrada en temas migratorios, seguridad transnacional, y combate al cambio climático.

Peticiones

La carta plantea a los gobernantes adherirse a los acuerdos nacionales e internacionales vigentes respetando el «principio de no devolución y el acceso al territorio».

Para cumplir con esos acuerdos, los gobiernos de los tres países de Norteamérica «adopten todas las medidas legales posibles para garantizar que se restablezca y mantenga el acceso al asilo en las fronteras; que se refuercen los sistemas de asilo, y que no se retornen ilegalmente a las personas».

Señalan que las personas migrantes tampoco sean expulsadas en virtud de políticas como el Título 42 de la legislación sanitaria de EEUU -que autoriza expulsiones expeditas-, ni se les prohíba la oportunidad de solicitar refugio en Norteamérica.

El asilo debe ser accesible a todas las personas «independientemente de su nacionalidad, raza, situación legal o modo de entrada», subraya la carta.

Otra petición solicita crear y ampliar vías complementarias de movilidad humana para «reducir los riesgos de muerte, la violencia de género y otros abusos contra los derechos humanos».

Cualquier vía complementaria debe ser fácilmente accesible para las personas desplazadas «y no debe estar vinculada a políticas que restrinjan el acceso al asilo», prosigue el texto cinjunto.

Las organizaciones señalan además el Plan de Acción de 10 Puntos de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (Acnur) que ofrece una hoja de ruta para este tipo de medidas.

Además, en el caso de las personas migrantes y solicitantes de asilo en el mar, como en la cuenca del Caribe, «los gobiernos deben dar prioridad a la salvaguarda de vidas reforzando las operaciones de búsqueda y rescate; examinando las necesidades de protección», señalan las organizaciones

Con ese fin debe crear vías suplementarias para las personas migrantes y solicitantes de asilo en el mar y evitar la devolución permitiendo el acceso al territorio.

Piden además ampliar la financiación y la provisión de asistencia humanitaria a lo largo de la ruta migratoria, «incluida la planificación para abordar la violencia sexual y de género contra las personas en toda su diversidad y la violencia contra los niños, con especial atención a la raza, el género y al acceso lingüístico de los inmigrantes».

Exigen también «contrarrestar la xenofobia contra las personas migrantes y solicitantes de asilo lesbiana, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual y queer (LGBTIQ+), población racializada y grupos indígenas», mediante la educación contra la discriminación y el racismo y la rendición de cuentas.

Solicitan finalmente mantener estadísticas sobre muertes por causas relacionadas o no con la delincuencia, en función del género, la raza y la nacionalidad.

Otras organizaciones firmantes son la Canadian Association of Refugee Lawyers, el Canadian Council for Refugees, el Center for Democracy in the Americas, las Comunidades de Fe Organizadas en Acción de Centro América, Save the Children México, Sin Fronteras, y el Servicio Jesuita a Migrantes para Latinoamérica y El Caribe, entre muchas más.

(Sputnik)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *