Créditos del BID por US$500 millones se usarán en proceso de ajuste fiscal

La aprobación este lunes en la Asamblea Legislativa de dos préstamos de apoyo presupuestario por un total de US$500 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de US$250 millones cada uno, constituye un paso más en el proceso de ajuste fiscal.

En el trámite de segundos debates los diputados aprobaron el Expediente 22. 639 aprobación del Contrato de Préstamos para Financiar el Programa de Apoyo a la Sostenibilidad Fiscal II y el Programa de Emergencia para el Fortalecimiento Fiscal y Restaurar el Crecimiento, entre la República de Costa Rica y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Se trata de dos créditos cada uno por 250 millones de dólares que serán utilizados para financiar el Programa de Apoyo a la Sostenibilidad Fiscal II y el Programa de Emergencia para el Fortalecimiento Fiscal y Restaurar el Crecimiento. 

El objetivo del préstamo con el organismo internacional es para la sostenibilidad fiscal, por medio del control del gasto y la modernización del sistema tributario. 

El diputado Pablo Heriberto Abarca Mora resaltó que reconoce que el crédito es más barato, pero recalcó que es para financiar gasto corriente sin que exista hasta ahora un cambio estructural, razón por la cual aseguró algunos de sus compañeros de fracción lo votaron en contra. 

Su compañero de fracción, Erwen Masis Castro, justificó su voto a favor de los empréstitos asegurando que el Estado se financia desde hace varios años casi en un 50 por ciento con deuda por lo resaltó la necesidad de aprobar medidas que contribuyan a bajar ese porcentaje.

Estos créditos, tienen como objetivo apoyar el presupuesto de la República con el fin de fortalecer la sostenibilidad fiscal, mantener la estabilidad macroeconómica en el corto y mediano plazo y apoyar la recuperación económica sostenible de Costa Rica.

“La aprobación de estos créditos con el BID es de la mayor importancia para Costa Rica pues nos permite tres pasos claves: 1) sustituir deuda cara por deuda barata; 2) Fortalecer las reservas internacionales del Banco Central mediante la inyección de divisas frescas y 3) Mantener las buenas relaciones con el BID que ha resultado un socio central en el proceso de estabilidad fiscal de nuestro país”, manifestó el ministro de Hacienda, Elian Villegas Valverde.

El primero de los créditos contempla recursos de apoyo presupuestario con la finalidad de aumentar el gasto relacionado con la emergencia sanitaria y apoyar a hogares y empresas afectadas por la crisis. Tiene un plazo de amortización de siete años y un período de gracia de tres años.

El segundo préstamo apoya reformas estructurales para mejorar la efectividad del marco institucional macro fiscal, aumentar la eficiencia y progresividad del sistema tributario y mejorar la eficiencia y equidad en la gestión del gasto público. Tiene un plazo de amortización de 20 años y un periodo de gracia de 5,5 años.Reproductor de vídeo00:0001:16

Fondo de avales

El expediente 2144, Ley de creación del Fondo Nacional de Avales y garantías para el apoyo a las empresas afectadas por el covid-19 y la reactivación económica, también fue aprobado en su último debate

La iniciativa busca promover la conservación del empleo, facilitando el acceso a nuevos financiamientos y a las modificaciones de créditos vigentes para las personas físicas o jurídicas que realizan actividades comerciales o empresariales, que demuestren ser afectadas por la pandemia ocasionada por el COVID 19 y tener solvencia para el pago de las deudas superada dicha afectación. 

Se crea el Fondo Nacional de Avales para el otorgamiento de avales en apoyo a nuevos financiamientos o modificación de créditos vigentes que concedan las entidades financieras supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), a las personas físicas o jurídicas que realizan actividades comerciales o empresariales, afectadas en su desempeño económico – financiero como consecuencia de la pandemia del COVID-19. 

La iniciativa establece porcentaje para las diferentes unidades productivas de hasta un 20% para personas físicas o jurídicas que empleen más de 100 personas trabajadoras, al menos un 40% para las personas físicas o jurídicas que empleen 30 o menos personas trabajadoras. la proporción restante para las empresas que empleen entre 31 y 100 personas trabajadoras. 

Además, se pide que durante los años que se mantenga vigente el aval, la empresa deberá enviar un informe anual de la situación de empleabilidad, al-Fondo Nacional de Avales El proyecto además estipula que la gestión, administración, ejecución y control del Fondo Nacional de Avales, no podrá superar el 0,25% anual del Patrimonio total del Fondo.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons