“Si no se aprueba el Plan Fiscal no habrá ningún abismo”

Dos cosas llaman mi atención dentro del Apocalipsis que auguran algunas personas. La primera tiene que ver con “el abismo” en el que se hundiría el país si no se aprueba el proyecto fiscal: no es cierto.

El plan fiscal recaudaría solo el 1,3 por ciento del PIB, y el déficit fiscal es de 7 puntos del PIB. Hay tiempo para elaborar un proyecto que realmente resuelva el problema. Claro, para eso, sería necesario que los grandes evasores (como ha quedado claro hoy con la noticia sobre la Dos Pinos) paguen, que se combatan la evasión y la elusión fiscales. Que los ricos paguen lo que tienen que pagar porque a los pobres y a los trabajadores les rebajan los impuestos desde que reciben el salario. El proyecto actual pudo haber sido modificado pero se negaron a hacerlo: los responsables de esto son el PAC, el PLN, el PUSC y sus socios. Que no vengan a culpar ni a los magistrados ni a las cientos de miles de personas que nos hemos opuesto a ese plan, que no nos quieran chantajear con su fracaso, los únicos responsables son ellos, su prepotencia y su incapacidad.

El segundo asunto tiene que ver con la votación calificada, porque veo que alguna gente cree que esto lo pueden arreglar con los 38 votos en el segundo debate. No es así. El artículo 208 bis del Reglamento de la AL, no permite que un procedimiento de ese tipo se aplique a proyectos que requieren 38 votos. Esto significa que lo hecho es absolutamente nulo. Tendrán que devolverlo a la etapa de comisión, quitarle lo que la Corte ha señalado que afecta su independencia y aprobar un nuevo 208 bis y no meter la pata de nuevo. O pueden , con un procedimiento normal, dejar lo que afecta al Poder Judicial y aprobarlo con 38 votos. Pero en cualquier caso, tienen que regresar el proyecto a la etapa de comisión. También aquí, los únicos responsables de lo sucedido son el Poder Ejecutivo y los partidos políticos que, con una muestra increíble de ignorancia de lo fundamental del procedimiento legislativo, echaron adelante el proyecto de fortalecimiento de las finanzas públicas. Deberían renunciar porque lo sucedido es su entera responsabilidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *