Escases de aumento en Haití, abundancia de armas para Ucrania.

El país más pobre de américa latina, Haití, desde hace décadas años se encuentra en crisis económica, social y de salud. Pero luego del asesinato del expresidente la inseguridad se incrementó de forma exponencial. Ante esto el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas advierte que al menos 19,000 personas en Puerto Príncipe afrontarán la mayor crisis alimentaria de la historia.

Unos 4,7 millones de haitianos, el 40 % de la población del país, sufren actualmente inseguridad alimentaria, entre ellos 19.000 que por primera vez en el país se encuentran en “niveles catastróficos de hambre”, según indicó este viernes (14.10.2022) el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas. Es “la primera vez en Haití” que hay personas que están en la fase cinco de la clasificación sobre seguridad alimentaria, la más elevada.

La situación es especialmente grave en Cité Soleil, uno de los barrios más degradados de la capital Puerto Príncipe, donde las luchas de bandas armadas han dejado a muchos residentes sin acceso a lugares de trabajo, mercados y servicios sanitarios, indicó en rueda de prensa el director del PMA en Haití, Jean-Martin Bauer. “Esto significa que probablemente solo tienen una comida al día, y que no tienen las proteínas, las verduras frescas y otros nutrientes esenciales que la gente necesita para sobrevivir”, explicó.

Un 65 por ciento de la población de Cité Soleil sufre “altos niveles de inseguridad alimentaria” y un 5 % de ellos necesitan urgentemente asistencia humanitaria, indicó Bauer, quien declinó hablar aún de hambruna entre esas poblaciones más vulnerables, aunque sí se ha venido hablando de crisis humanitaria y destacando la necesidad de ayuda. La situación se ve agravada con un brote de cólera en ese barrio y otras zonas de Puerto Príncipe, con más de 260 casos detectados y al menos 25 muertos según las cifras oficiales de las autoridades sanitarias haitianas.

También la crisis alimentaria se está agravando en zonas rurales de Haití, donde ya se detectan niveles agudos de falta de alimentos en los departamentos sudoccidentales de Grand Anse, Nippes y Sud, afectados aún por el terremoto que sacudió la zona en 2021 y por la reciente escasez de lluvias, que ha disminuido las cosechas. “La situación es preocupante, esto es una catástrofe y tenemos que responder inmediatamente”, resumió Bauer.

ALIMENTANDO LA GUERRA

Pese a la realidad en el vecino país de Haití, las Naciones Unidas han financiado la guerra en Ucrania sin reservas y a manos llenas.

Un sistema de lanzamiento HIMARS durante un ejercicio militar.

Casi 17.000 millones de dólares

Antes del inicio de la invasión rusa de Ucrania, en febrero de este año, EE.UU. ya proporcionaba asistencia militar a Kiev y entrenamiento a sus Fuerzas Armadas, pero esta ayuda se ha redoblado a raíz del conflicto actual. El armamento no está destinado a las fuerzas ucranianas que actualmente combaten a los rusos en el sur y el este, sino que será entregado a Kiev en unos meses y busca garantizar la defensa ucraniana a mediano y largo plazo.

El paquete liberado representa “una inversión plurianual en capacidades indispensables para el fortalecimiento de las fuerzas armadas ucranianas en momentos en que defienden la soberanía y el territorio de Ucrania frente a la agresión rusa”, añadió el Pentágono. Con este tramo nuevo, la ayuda militar de Washington a Ucrania llega a 16.200 millones de dólares desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero y a 16.900 millones desde que el presidente Joe Biden asumió en enero de 2021.

17 mil millones otorgados para la guerra cuando hay 19 mil personas en riesgo de morir de hambre en Haití.

DZC (EFE, AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Show Buttons
Hide Buttons