Bielorrusia veta a los dos principales candidatos opositores en las presidenciales

El presidente de Bielorrusia, Aleksándr Lukashenko, no se enfrentará a rivales de entidad en las elecciones presidenciales previstas para el 9 de agosto. La comisión electoral local ha publicado este martes los nombres de los candidatos, entre los que no están los de Víktor Barbariko, un banquero muy conocido, y Valery Tsepkalo, un exembajador al frente de un parque tecnológico.

El país está viviendo unas agitadas semanas previas a los comicios, con centenares de detenidos por las fuerzas de seguridad, en acciones de protesta contra la presión ejercida por las autoridades sobre los aspirantes opositores.

La razón aludida por la comisión bielorrusa para declinar el registro como candidato a Barbariko, quien en el pasado estuvo al frente de la rama local de Gazprombank, un potente banco ruso, son supuestas inconsistencias en su declaración de bienes.

Además, Barbariko fue detenido recientemente, acusado de blanqueo de capitales y evasión de cientos de millones de euros al extranjero, imputaciones todas ellas negadas por el propio encausado. “El régimen está obligando al pueblo a tomar decisiones por las que ya no quiere tomar partido”, ha declarado a la agencia Reuters Maria Kolesnikova, portavoz de su campaña electoral.

En el caso de Tsepkalo, la comisión ha considerado inválidas las firmas presentadas por su candidatura. Su entorno ha anunciado que recurrirá la decisión ante la justicia.

Únicos rivales de entidad

Barbariko y Tsepkalo habían recabado miles de firmas y eran los únicos aspirantes capaces de derrotar al actual presidente bielorruso, en el poder en Minsk desde 1994 y convertido en el más longevo mandatario de todo el espacio postsoviético. Vencedor en cuatro elecciones presidenciales entre acusaciones de manipulación, sus detractores llegan a calificar a Lukashenko como “el último dictador de Europa”.

En este 2020, se enfrentaba a un potente movimiento opositor, azuzado por la caótica y negacionista gestión gubernamental frente a la crisis del covid-19, durante la que no se decretaron siquiera medidas de excepción para proteger a la población con el fin de no dañar a la economía en año electoral.

De entre los restantes cuatro candidatos autorizados a entrar en la liza electoral, solo uno puede concitar apoyos entre la oposición: Tatyana Tijanovskaya, de 37 años, esposa de un popular vídeo bloguero también encarcelado. El alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha considerado que todo el proceso preelectoral en Bielorrusa carecía de “transparencia”.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons