Putin llama a crear una nueva organización para la seguridad en el Golfo Pérsico

(Sputnik, Rusia, 03/10/2019)

El presidente ruso, Vladímir Putin, llamó a crear una nueva organización para la seguridad en la región del Golfo Pérsico compuesta por los países de esta región y por Rusia, China, EEUU y la UE como observadores.

«Proponemos dejar al lado los prejuicios acumulados, reclamaciones mutuas e intentar crear una nueva organización para la seguridad y la cooperación en esta región», afirmó Putin en una sesión plenaria del club de debates Valdái.

Añadió que en esta organización, «además de los países del Golfo, podrían entrar como observadores Rusia, China, EEUU, la UE, la India y otros Estados interesados.

Por último, recordó que Rusia presentó en julio una idea para garantizar la seguridad colectiva en la zona del Golfo Pérsico al destacar que sigue siendo muy actual «teniendo en cuenta la grave e impredecible situación en la región».

Putin denuncia intentos de obstaculizar la normalización en Siria desde el extranjero

Putin, afirmó que algunos socios extranjeros de Moscú trataban de dificultar el proceso de normalización en Siria.

«Algunos de nuestros socios extranjeros (…) trataban de impedir, obstaculizar (la normalización en Siria)», dijo Putin en la 16 sesión anual del Club Internacional de Debates Valdái, que se celebra en la ciudad rusa de Sochi.

Recordó que en 2015 Rusia inició sus operaciones militares en Siria apoyando al Gobierno del presidente Bashar Asad en la lucha contra los grupos terroristas en el territorio sirio.

«Francamente, no todos (…) creían que esto podría terminar de alguna manera positiva; al contrario, se mostraron muy escépticos al respecto, muchos preguntaron para qué era necesario», relató Putin.

El mandatario también señaló que las acciones de Moscú en Siria también aseguraron la seguridad nacional de Rusia.

«Hemos derrotado al terrorismo internacional que estaba a punto de vencer, hemos evitado el regreso, la entrada en nuestro país y los Estados vecinos (…) de cientos, y a lo mejor de miles de asesinos armados en el futuro», subrayó el líder ruso.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná (antiguo nombre de la capital kazaja, hoy Nursultán), copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

Rusia se implicó en el conflicto de Siria por petición del presidente Asad y el 30 de septiembre de 2015 empezó a bombardear las posiciones terroristas en Siria.

La base aérea de Hmeymim, que se encuentra en el noroeste de la provincia siria de Latakia, acogió los aviones militares rusos.

En diciembre de 2017, Rusia anunció la derrota definitiva de Daesh (grupo terrorista prohibido en Rusia) en el país árabe.

Actualmente las autoridades sirias se centran en la búsqueda de una solución política a la crisis nacional y en el retorno de los refugiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *